Las puertas de sala blanca se utilizan para dividir entre una zona “limpia” y zona “sucia” mediante sistemas de “esclusa”.

La puertas cuentan con superficies horizontales minimizadas siguiendo el diseño higiénico acorde con la normativa ISO 14644-1. Además, su acabado se adapta específicamente para el uso al que están destinadas.

¿No es lo que buscabas?
No te preocupes, también tenemos...